“El Club de la Lucha”. La consagración de David Fincher

Publicado el 7 July 2010
Archivado en ljluisja | Salir del comentario

David Fincher, que ya nos había amenazado con Se7en, se dejó llevar cuatro años después (entre medias hizo una entretenida pero irregular película- parábola (The Game); y con la ayuda de un guión perfecto, ácido y meticuloso, consiguió hacer la gran película que el reparto (empezando por Brad Pitt, siguiendo por Helena Bonham Carter y terminando por el infalible Edward Norton) elevó a la categoría de “excepcional”.

La comparación se hace necesaria: a Seven le faltó metraje, pero en El Club de la Lucha ni sobra ni falta. A Seven le faltó sentido del humor (como digna sobrina de El Silencio de los Corderos, a la que Anthony Hopkins como Hannibal Lecter dota de momentos soberbios en ese aspecto) pero al film que nos ocupa no le falta, y de hecho hay escenas absolutamente hilarantes. Así que el director de Alien 3 fue afinando la batuta hasta que encontró el equilibrio.  

Seven era la maravillosa obra de un talentoso director, pero El Club de la Lucha fue su consagración, a la cabeza de una nueva ola de cineastas que no le tenían miedo a nada. Ni al tema, ni al tratamiento irreverente del tema. Ni a la seriedad, ni a la burla, ni a las trampas en la historia. Unos directores, que en el caso de Fincher no tenían tiempo que perder (acostumbrado a contar sus historias en el breve espacio que dura una canción). Así rodaban todo con una fuerza impactante, explosiva y desafiante. Al ritmo de una música que nadie más podía oír.

Así se consagró David Fincher, luchando.

Comentarios

No hay mas respuestas