“La Caja China”. La agonía en el oriente occidental

Publicado el 30 May 2010
Archivado en ljluisja | 2 comentarios

Sin duda Hong Kong está en Oriente. Y la idea de morir donde uno quiere (como deseo supremo, como fantasía vital) es una idea mucho menos occidental, o una idea, por decirlo de algún modo, en la que la espiritualidad oriental ha profundizado más.

Si hubo un lugar en el que el mestizaje de ambas culturas fecundó una nueva, colorista, desordenada y apasionante, ese fue el Hong Kong anterior a 1997 (momento en que la nueva forma de vida, presumiblemente, moriría antes de su madurez). O como le habría gustado decir a Mishima, cuando todavía era bella, y por tanto, el espectáculo de su muerte sería delicioso. Así comienza La Caja China, con una fiesta de Fin de Año en el que el significado de “fin adquiere matices infinitos.

La película de Wayne Wang juega con la muerte, la definición más exacta de “fin” que el lenguaje (oriental, occidental) ha logrado concebir. Algunos comienzan a morir cuando conocen la fecha de su fin, otros, lo que hacen, es empezar a vivir.

¿Qué hace Jeremy Irons? ¿Por qué es tan intensa Gong Li?

Quizá no encontremos respuestas viendo el film, pero nos haremos preguntas. Y si no tenemos ganas de pensar podemos limitarnos a observar el poder de su fotografía, limitarnos a añorar esa ciudad (antes incluso de haberla conocido), podemos viajar a través del pecho de Irons, del corazón de Gong Li, de la sutileza de Wang, y podemos, finalmente, asumir que la agonía, en ese oriente occidental, no significa lo mismo para todos.

Comentarios

2 Respuestas para ““La Caja China”. La agonía en el oriente occidental”

  1. sanji on May 30th, 2010 19:41

    Hong Kong,ese juego de colores,de sentidos,de sentimientos.Un collage interminable entre la verdad y la mentira de una cara cicatrizada con rostro de Maggie y el olor del wan-tung recién hecho.Cierto,señor,Wang no suele equivocarse,siguió la pista del jazmín hasta llegar a una fórmula exquisita con la que nos pudo embriagar a todos.Irons,Li…un gran cóctel.

  2. ljluisja on May 31st, 2010 11:51

    Asi es, Sanji, y los cócteles, de toda la vida, se hacen para que nos los bebamos.
    ¡Salud!

No hay mas respuestas