Ingmar Bergman: esa habitación que no quiero dejar nunca

Un homenaje a las películas que no acaban casi nunca. Las que cuentan sus historias al ritmo en que suceden, y no más rápido, ni tampoco más despacio. En mi caso, me dejo hipnotizar por sus imágenes, me dejo atrapar por sus notas musicales (de tenerlas), me alquilo una habitación en el ambiente que han sabido […]