Argo, cuando la realidad supera a la ficción

Publicado el 22 March 2013
Archivado en General | Salir del comentario

argo-cartelBen Affleck no fue nominado a mejor director, y sin embargo, Argo  fue la ganadora como mejor película, como os comenté en la noticia acerca de los Oscar 2013.

Y ahora que he visto la película, puedo aseguraros que: uno, se merece el Oscar a mejor película 2013 y, dos, no entiendo porque no nominaron a Affleck a mejor director. De hecho en los Spirit Awards 2013, si le dieron el premio, y ya os digo que con razón.

La película empieza con unas escenas tipo documental explicando la situación de violencia y conflictos que vivía Irán en el momento en el que sucede el film, para poner en situación al espectador. Sólo esa parte ya empieza a ponernos la piel de gallina. Después, entramos en la historia en la que se va basar la película, el caso de 6 trabajadores de la embajada americana en Irán que consiguen escapar de la avalancha de revolucionarios que ocupan el edificio y secuestran al resto de trabajadores.

Los 6 trabajadores que han conseguido huir acaban encontrando cobijo en la embajada canadiense y secretamente se hospedan allí si poder ni siquiera salir a la calle. Mientras los días pasan, la CIA pide consejo al mayor experto en rescates en ese momento Tony Méndez, quién, analizando la delicada situación del país en la que se encuentran, traza un disparatado plan para sacarlos con vida del país, ya que el hecho de ser descubiertos en la embajada canadiense significaría sin duda, traición por parte del estado de Canadá y el fin de la vidas de los 6 americanos en plena calle.

El disparatado plan consiste en simular que son el equipo de rodaje de un film con escenarios exóticos orientales que van a fijar en las calles de Irán.  Méndez tiene que llegar sólo y salir con 6 personas más como si hubieran llegado en los días previos.

Lo más curioso de todo esto es que está basado en una historia real. Y al final del film podemos ver como la recreación de algunas de las imágenes es prácticamente igual. Las escenas de violencia en Irán, el cartel de película ficticia que se prometía hacer desde Hollywood. Incluso el aspecto de los actores con los personajes en la vida real son muy parecidos.

Por no hablar de lo interesante y emocionante que fue toda la historia y cómo se ha contado en esta película, porque ser fiel era lo mejor en una historia donde la realidad supera con creces a la ficción. El film está a medias entre las películas de acción y el falso documental, el guión es espectacular y la fotografía y puesta en escena están trabajadísimas. Ole, Ole y Ole Ben Affleck, y Argo.

Comentarios

No hay mas respuestas