“Balas sobre Broadway”: los felices años veinte

Publicado el 10 May 2010
Archivado en ljluisja | Salir del comentario

Broadway, años veinte, nunca tan felices como aquí: la bailarina de variedades Jennifer Tilly, barriobajera y caprichosa, es la amante del mafioso Nick Valenti, y es la condición que éste impone al joven autor David Shayne (John Cusack) para el estreno de su obra. Como el mafioso desconfía de la gente del teatro, para proteger a su amante, envía a Palminteri.

Escandalosamente buena y divertida es la historia del autor que vende su alma (obra) al diablo (mafioso) porque quiere tener éxito de una vez por todas. Woody Allen, el genio que hace bien hasta lo que peor hace, mete en el teatro a lo mejor de cada casa: un galán bulímico (Jim Broadbent), una diva alcohólica (Dianne Wiest), una secundaria con la estima por los suelos… El resultado es una bomba de relojería, inteligente y precisa, y su explosión es tan brillante que te puede dejar ciego. Balas sobre Broadway fue una de sus últimas películas magníficas, al menos hasta la fecha, pero no desesperemos, porque Woody Allen tarda lo mismo en hacer una genial que una sencillamente buena. Un año. Ni más, ni menos ¡Qué felicidad!

P.D. El director de Desmontando a Harry (otra película increíble) entre otras virtudes tiene la siguiente: puede hacer comedia sin renunciar a tratar las preocupaciones más profundas del ser humano, y puede hacer drama, también, sin renunciar a divertirnos.

Comentarios

No hay mas respuestas