“Casino”: la traca de Scorsese

Publicado el 9 May 2010
Archivado en ljluisja | Salir del comentario

Cinco años después de fascinar al mundo con Uno de los Nuestros, Martin Scorsese prendió la mecha de su gran traca. Sonaba Johan Sebastian Bach ¡En Las Vegas! Y allí se reencontraban Robert de Niro y Joe Pesci (cualquier film en el que salgan ambos es imprescindible), eso también cuenta; y por si fuera poco, James Woods (cualquier film en el que salga James Woods con Robert de Niro es imprescindible) y Sharon Stone, que no se había visto en una igual, y aprovechó la ocasión.

Las Vegas, todo puede pasar. Y de hecho, todo pasa. Tres horas de traca, miedos, violencia, traición, mafiosos, embusteros, vividores, tres horas de trampas, de juego, de dinero, tres horas del Scorsese que se siente a gusto con lo que está haciendo. Del Scorsese que nos gusta a nosotros.

Y cuando termina, uno quiere más ¿Por qué?

Porque la vida es una ruleta, eso nos muestra Casino, pero una ruleta que sigue reglas diferentes a las de los deseos, las pasiones y las ambiciones humanas. Por ejemplo: los errores se pagan, no una, sino mil veces. Por ejemplo: el pasado te persigue, y corre tanto como tú ¿Más ejemplos? No, gracias. Prefiero volver a verla.

Eso, a verla otra vez. Y quienes no la hayan visto aún, a gozar del espectáculo.

Comentarios

No hay mas respuestas