“Dark City”. La oscuridad y los ocultos

Publicado el 16 May 2010
Archivado en ljluisja | Salir del comentario

Tras haber practicado con la oscuridad en su película El Cuervo, Alex Proyas consiguió encontrar el tono preciso, y se inventó una ciudad recargada y ecléctica (un poco de Allan Poe, algo de Bram Stoker, una pizca de Whitechapel…). Lo que hizo después fue poblarla con personajes de memoria laxa e inestable y estética de cine policiaco de los años cuarenta; así nació Dark City. Por fortuna, independientemente del preciosismo victoriano de las jeringuillas del doctor Daniel P. Schreber (Kiefer Sutherland), de la mirada doliente del Inspector Bumstead (William Hurt), de la apasionante huída ¿hacia dónde, y por qué? de John Murdoch (Rufus Sewell) y de la aparición casi mariana de Jennifer Connelly, la película tiene un guión que está a la altura y un argumento que no sería justo desvelar. Bravo, Alex.

Por cierto, estamos hablando de un film de ciencia- ficción, oscura, casi negra, pero de ciencia- ficción al fin y al cabo. Por eso no debe extrañarles que aparezcan extraterrestres ocultos, o que tengan que dejarse llevar por la credulidad que permite disfrutar de este tipo de cine.

Quiero decir que si nos vamos a poner estrictos la ciencia- ficción no existiría y el mundo sería un poquito más insoportable.

P.D. Después de hacer Dark City, Alex Proyas se nos desinfló un poquito, y algunos todavía estamos esperando a que se anime y vuelva a hacer lo que le gusta: oscuridad.

Comentarios

No hay mas respuestas