“El Crepúsculo de los Dioses”. Todos los pecados capitales

Publicado el 12 May 2010
Archivado en ljluisja | 1 comentario

Cuando Billy Wilder quiso retratar al género humano tuvo que acudir a los siete pecados capitales y a alguno más, de los llamados veniales. El muerto escribe la historia, pero ya se sabe cómo son los escritores, ni debajo del agua de una piscina de lujo… La diva, divina Norma Desmond (Gloria Swanson), quiere ser más divina aún, o volver atrás en el tiempo, y ya sea por soberbia o por escupir contra el viento de los años, está pecando. El escritor Joe Gillis (William Holden, capaz de acalorar a Kim Novak en un Picnic) también tiene lo suyo, es vanidoso y  egocéntrico ¿Y el mayordomo? Eric von Stroheim interpreta al gran mentiroso, empeñado en mantener en la inopia de una vida inexistente a su adorada ex esposa. Todos son culpables, pero todos, a la vez, tienen motivos muy humanos para serlo.

En la gran comedia humana dirigida por Wilder hay mucho cine, cine por todas sus esquinas, cine en la precisión de cada toma, cine dentro del cine, cine de actrices, cine de actores, cine negro, cine con mayúsculas.

Y luego están los pecados: por fortuna, Billy Wilder (ese dios al que rezaba Trueba con el ídolo en la mano) esquiva toda moraleja. El resultado es evidente, nos hallamos frente a una obra maestra, única, irrepetible e imposible de imitar.

Comentarios

Una respuesta para ““El Crepúsculo de los Dioses”. Todos los pecados capitales”

  1. Cóncavo on May 12th, 2010 13:09

    Cómo hacer arte del arte: tenía que ver todo con el ojo, una lente negra que le diera una esencia a cada color, y luego vendría la pregunta fantástica…qué era aquella película, en qué extraña estancia recuperó su fortaleza, aqui está, al menos, mi respuesta.

No hay mas respuestas