‘House To House’: segunda batalla de Faluya

Publicado el 17 July 2015
Archivado en Israel | Salir del comentario

Universal Pictures está trabajando sobre los derechos del libro del sargento del ejército de los Estados Unidos David Bellavia, ‘House To House’, una historia terrible y trágica ubicada en la segunda batalla de Faluya durante la guerra de Irak.

Para llevar esta obra a la gran pantalla se ha contado con la experiencia del guionista Max Adams, quien recientemente escribió para Universal, ‘The Risk Agent’. Adams pasó más de 10 años al servicio del ejército de los Estados Unidos, como teniente del primer batallón de Rangers y liderando un equipo de soldados durante la invasión terrestre en la guerra de Irak.

‘House to House’ fue escrito por Bellavia y John R. Bruning, y narra sus experiencias al frente de un batallón que estaba en primera línea durante el brutal e intenso combate urbano contra los insurgentes en la segunda batalla de Faluya. Su valor supuso al soldado una Medalla de Honor.

housetohousejacket_3

Brian Grazer de Imagine Entertainment producirá el film junto con Rich Middlemas. Erica Huggins y Alexandre Dauman de Imagine supervisarán el proyecto junto con Jon Mone y Jay Polidoro de Universal.

El conflicto fue emitido por la emisora Radio televisione Italiana mediante un documental titulado Faluya: La Masacre Escondida, en el cual denunciaba el uso de FB contra los milicianos y la población civil. Asimismo aseguran que se utilizaron bombas incendiarias Mark 77 en clara violación del Protocolo III del Convenio sobre Ciertas Armas Convencionales de 1980.

El 16 de noviembre de 2005, la BBC News comunicó que confirmaba la utilización de FB durante la batalla. De acuerdo con el artículo, escrito por tres oficiales, el FB resultó ser una munición “efectiva y versátil”, utilizada al principio para crear pantallas y al final del combate como una “potente arma psicológica” contra insurgentes bien protegidos a los cuales no podían alcanzar con explosivos de alta potencia, en misiones bautizadas de “agitar y cocer” a los militantes.

Comentarios

No hay mas respuestas