“La Dama de Shanghai”. Toca quitarse los sombreros

Publicado el 15 May 2010
Archivado en ljluisja | 1 comentario

 

Vamos a hablar de cine en serio. Así que lo primero es quitarse los sombreros y mostrar respeto, como nos enseñó Coppola a hacerlo. Bien, ahora que hemos besado los anillos de Orson Welles, a disfrutar de su (buen) genio; ¡Ah, sí!, y también de Rita Hayworth. La Dama de Shanghai es una historia de seres que están donde no deben, con quien no quieren y que, a pesar de todo, se mantienen como pueden. O sea, a toda costa. Porque son obstinados, complejos, esquivos y soberbios. Porque cargan con sombras pesadas, tienen recovecos, están vivos y en definitiva, se lo pueden permitir. Del encuentro en un parque a la travesía en un yate, tenemos el tiempo justo para averiguar de qué pie cojea cada uno, por dónde sopla el viento, y después, ya con los deberes hechos, asistiremos a lo más difícil en la vida de los vivos: elegir. A Orson Welles le fascinaba Shakespeare.

No podemos hablar ahora de Shakespeare, el tiempo se nos echa encima.

Lo que quiero decir: ésta es una película prodigiosa y llena de ritmo; el lenguaje de Orson Welles es elocuente, tanto que da la sensación de que este hombre podía pedirle a la cámara que transmitiese lo que estaba imaginando, sin esfuerzo. Los actores, por su parte, se ocupaban (siempre) de todo lo demás, y él el primero. Por supuesto.

Y es que Orson Welles respiraba fotogramas, estornudaba guiones, escupía personajes y sudaba arte. Toca quitarse los sombreros. Sí, otra vez.

P.D. Un cotilleo: a la escena final de esta película le rinde un tributo acertadísimo Woody Allen en los últimos minutos de Misterioso Asesinato en Manhattan. Tras la reverencia, devuelvan el sombrero a sus cabezas.

Comentarios

Una respuesta para ““La Dama de Shanghai”. Toca quitarse los sombreros”

  1. “Mesas separadas”. Huéspedes que no son como son | amipeliculas on August 12th, 2010 22:48

    […] si nombro a Burt Lancaster y a Deborah Kerr? ¿O a David Niven (que se llevó el oscar)? ¿Quizás Rita Hayworth sea lo que buscan? ¿Qué tal si les digo que hay una tormenta fuera…? Delbert Mann dirigió una […]

No hay mas respuestas