Match Point: cuando la pelota toca la red

Publicado el 15 March 2011
Archivado en Ginevra | Salir del comentario

He vuelto a ver justo ayer una película preciosa, del reciente Woody Allen, quizás una de las mejores del director neoyorquino, que paragona la vida a un partido de tenis: Match Point ya lo habéis imaginado.

Una historia de triangulación que se convierte en drama: el joven y prometedor tenista protagonista, Chris Wilton, se encuentra en una relación paralela a su matrimonio. Casado con la mujer perfecta, de familia perfecta, y multimillonaria, Chloe Hewett, se enamora de la americana e “imperfecta” Nola (una guapísima Scarlett Johansson).

Hay momentos en un partido de tenis donde la pelota toca la red, y puede que la cruce, y hemos ganado, o puede caer en nuestra mitad del campo, volcando el resultado, es el leitmotiv de Match Point.

El azar, en palabras del protagonista, cuenta mucho más que el talento, en nuestras vidas, aunque a nadie le gusta admitirlo.

Allen nos regala una lección de cine y de vida, con un guion técnicamente perfecto que no nos deja de hacer reflexionar sobre los eventos y la suerte que tiene su rol durante todo el desarrollo de la película.

Pues a Chris, la pelota, muy bien representada, en el final de la película, bajo forma de anillo, cae aleatoriamente en su campo, pero su resultado final es irónico. ¿Es cierto, que haya ganado a su mujer, su trabajo, su hijo, o que no haya perdido este gran partido, perdiendo Nola y su vida con ella?

Comentarios

No hay mas respuestas