Portero de Noche. El sórdido hotel vienés

Publicado el 17 July 2010
Archivado en ljluisja | Salir del comentario

La compleja naturaleza humana se da cita en un sórdido hotel vienés. Allí, un antiguo nazi trabaja como apocado recepcionista y chico para todo, de su pasado nazi sólo queda, a simple vista, una maniática tendencia al orden. Tras él, amenazante, la investigación contra los asesinos. Contra él que, aunque asustado, confía en salvarse.

Una mujer marcada por su paso por un campo de concentración llegará a la ciudad y se alojará en el decadente hotel con su marido, un reconocido director de orquesta. Hasta aquí nada llama especialmente la atención, salvo la fotografía y la tristeza del ambiente, que ayudan intencionadamente a aumentar la sordidez del relato que está a punto de llegar.

Liliana Cavani dirigiría posteriormente un film fundamental, La Pelle, donde la condición humana quedaría resentida para siempre. Antes, en Portero de Noche, invierte las aparentemente naturales inclinaciones de los hombres y mujeres hacia un presente feliz y nos dice: aquí dentro hay humores de irracionalidad, movimientos íntimos que nos acercan al fuego, que nos arrastran hacia el fondo de un abismo.

Y entonces el portero de noche y la humillada mujer retoman ciertas experiencias de dominación que hunden y satisfacen a ambos, todo ello en el sórdido hotel vienés.

Erótica, violenta, impactante y triste narración. Sosteniendo los cuerpos de la enfermiza relación, dos actores de lujo: el lúgubre Bogarde y la doliente Charlotte Rampling.

Una fantástica aproximación a lo que nos separa del resto de mamíferos.

Comentarios

No hay mas respuestas