“Sostiene Pereira”. Contra los tibios, aunque sean muy amables.

Publicado el 4 August 2010
Archivado en ljluisja | Salir del comentario

Sostengo yo que a la novela de Tabucchi, que es excepcional, le vino muy bien que Mastroianni se convirtiese en Pereira, ese señor tibio y abrumado por una conciencia exagerada sobre la muerte, periodista encargado de una sección cultural. Y le vino muy bien, porque aunque no lo necesitase (me refiero a Tabucchi), pensar en Pereira es pensar en Mastroianni, y eso no está nada mal. Pereira es un hombre tibio y entrañable que desea adelgazar, es un señor tibio que no quiere problemas, un tipo tibio que habla con el cuadro de su esposa muerta, ahora veamos los “problemas” de Pereira (el tibio): fuera de su sección cultural suceden “cosas”, no se adelgaza pensando adelgazar, la foto de su esposa nunca le responde.

La evolución de un Pereira evasivo hacia el compromiso (en forma, por supuesto, de sacrificio personal) es retratada a la perfección por la cámara de Roberto Faenza y la ayuda de un reparto amable y contenido, el resto son las calles de Lisboa, los párrafos de voz en off, y la reflexión que se esconde en una historia que, aparentemente, trata sobre un señor abrumado por una conciencia exagerada sobre la muerte, periodista encargado de una sección cultural… Sostiene Pereira.

Comentarios

No hay mas respuestas