“Una Pura Formalidad” (o el poder del texto)

Publicado el 26 April 2010
Archivado en ljluisja | 1 comentario

 

Para hacer una película magnífica no basta con tener un buen texto, pero ¡cómo ayuda! Tornatore tiene el poder del texto a su favor (suele escribir sus propias películas, suele inventar sus argumentos y suele hacerlo, todo ello, con mucho talento). Después hace cosas como encerrar a Depardieu con Polanski para que los fuegos de artificio estallen por su cuenta.

Una Pura Formalidad nos adentra en la mente de Onoff, el escritor que no recuerda  bien lo que hizo ayer. Con la sana intención de refrescarle la memoria, el inspector Polanski, en una noche larga de tormenta, le atormentará a preguntas.

Ni que decir tiene que si hay un inspector es porque ha habido un crimen. Depardieu es Onoff: fantástico, gordo, impaciente. ¿Qué cómo es Polanski?: chispeante, delgadito, imprevisible… ¿Y Tornatore? A Tornatore sólo decirle: por favor, Giuseppe ¡Haga más películas!

P.D. Como ya hiciera con Malena, o La Leyenda del Pianista en el Océano (menuda película…) la música corre a cargo de Ennio Morricone. En realidad creo que la música de todas las películas del director de Cinema Paradiso la hace Morricone, pero es que… era tan tentador nombrar esas tres.

Comentarios

Una respuesta para ““Una Pura Formalidad” (o el poder del texto)”

  1. “Malena”. Las que habitan, malviviendo… | amipeliculas on August 10th, 2010 14:10

    […] Malenas que habitan, malviviendo, en cualquier pueblo. Por fortuna para todas ellas, alguien como Tornatore les puso en la piel de la […]

No hay mas respuestas