“Europa”: el cóctel hipnótico de Lars

Publicado el 8 May 2010
Archivado en ljluisja | Salir del comentario

 

Ingredientes para el cóctel:

Alemania, 1945, un país que necesita ser reconstruido. Zentropa, la compañía de ferrocarril (los trenes, en aquella Alemania, provocan oscuros pensamientos adyacentes). Leopold Kessler (Jean- Marc Barr), un joven incauto, de los que dicen: esto se puede arreglar con esfuerzo y buenas intenciones.

Lars von Trier lo agitó y lo sirvió muy frío, en blanco y negro, con ciertas pinceladas de color.

Y lo que nosotros nos bebimos se llamó Europa.

Para quienes no lo hayan probado: el efecto es inmediato, como la hipnosis, los objetos y las caras se verán ligeramente distorsionados (también en Alemania surgió el Expresionismo), la mujer fría (Barbara Sukova) se volverá dolorosamente cálida, Leopold seguirá pensando que se puede cambiar algo, que se pueden mejorar las cosas, pero pueden comprender…la ceguera de ser un ingrediente,

Europa puede tomarse solo o bien acompañado, pero siempre con las luces apagadas.

P.D. Lars von Trier, el quinto jinete del Apocalipsis, el director cuyas obras nunca superan a su realidad (pero son obras tan excepcionales, que de vez en cuando, hay que ver una), renegó más tarde de este cóctel, quería hacernos probar sus nuevas mezclas y hacernos olvidar las anteriores. Casi todas, las nuevas y las otras, tienen efectos secundarios.

Comentarios

No hay mas respuestas